Suscribete a nuestro Newsletter

Suscríbete

La tecnología debe ayudar a la prevención del cáncer en personas con discapacidad

Una mujer se toma una mamografía en un hospital

Las personas con discapacidad realizan menos pruebas para detectar de forma prematura el cáncer, algo que no tiene ninguna justificación en la actualidad cuando la tecnología ofrece todo tipo de soluciones para que el acceso a estas pruebas sea el mismo por parte de todas las personas. Una reivindicación que queremos hacer en el Día Mundial Contra el Cáncer.

  • Lectura Fácil
  • lectura facil

Este martes es el Día Mundial contra el Cáncer.

El cáncer es una enfermedad.

Es muy importante hacerse algunas pruebas para saber si tenemos cáncer.

Las personas con discapacidad hacen menos pruebas que las personas que no tienen discapacidad.

La tecnología debe hacer que todo el mundo pueda hacerse las pruebas para saber si tiene cáncer.

Miguel Fernández

Pruebas tan importantes como la mamografía o las campañas para la detección del cáncer colorrectal o intestinal son menos frecuentes en personas con discapacidad, lo que sin duda retrasa los diagnósticos y empeora las posibilidades de tratamiento de los pacientes.

Así lo muestra un estudio publicado por la Universidad de Oxford en la revista británica British Journal of Cancer, que señala cómo las mujeres con discapacidad tienen una menor participación en este tipo de pruebas tan importantes.

En concreto, la realización de mamografías son un tercio menos en el caso de las mujeres con discapacidad, mientras que en el caso de las pruebas sobre el cáncer intestinal la diferencia se acerca al 25%.

Lo peor de todo es que hay casos reales en los que estas dificultades para acceder a las pruebas ponen en riesgo la vida de personas.

Por ejemplo, también en el Reino Unido, el periódico Daily Mail habla del caso de un veterano de la Guerra del Golfo, usuario de silla de ruedas al que se le ha detectado tarde un cáncer de próstata por las dificultades de realizarle las pruebas preventivas.

Algo totalmente inaceptable en la actualidad con la tecnología que hay disponible para realizar este tipo de pruebas a todas las personas.

Otro ejemplo, también en el Reino Unido, son los propios hospitales de la Universidad de Oxford, que informan de que las mujeres con discapacidad física que vayan en silla de ruedas no pueden participar en el programa móvil de mamografías y que tienen que desplazarse hasta un hospital concreto de la ciudad para realizar estas pruebas.

Pero las dificultades no son solo en personas con una discapacidad física, sino que el estudio también apunta a una menor participación de personas con discapacidad visual y otro tipo de discapacidades sensoriales.

Categorias:

Agregar comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir envíos de spam automatizado.
Rellene el espacio.

Noticias Relacionadas

Con la colaboración de:

Con la ayuda de:

Entidad de referencia: