Suscribete a nuestro Newsletter

Suscríbete

Controlar los robots con el cerebro

Imagen de una persona con una malla con sensores en la cabeza

Un equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) está trabajando en un sistema que permitirá corregir las acciones de los robots a través del cerebro.

Tecnobility/ Foto: Jason Dorfman/MIT CSAIL

El grupo de trabajo pertenece al Laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT y a la Universidad de Boston, y está desarrollando un sistema que permitiría en el futuro que los robots fueran una extensión más natural de las personas ya que podrían comunicarse a través del pensamiento.

Para ello, el sistema se basa en un monitor que recoge la actividad del cerebro y que puede detectar cuando una persona encuentra un error en el comportamiento del robot.

La directora del CSAIL subraya, en declaraciones que recoge el MIT en su página web, que este desarrollo permite imaginar un sistema capaz de “decirle instantáneamente a un robot que haga una acción en concreto sin tener que escribir un comando, pulsar un botón o incluso decir una palabra”.

Hasta ahora, los desarrollos centrados en el control de los robots a través de señales de electroencefalogramas (EEG) requerían entrenar a las personas para “pensar” de una forma preestablecida que los ordenadores pudieran reconocer.

Sin embargo, el modelo en el que trabaja el equipo del MIT y de la Universidad de Boston se centra en las señales del cerebro llamadas Potenciales relacionadas con Errores, que se generan cuando el cerebro detecta una equivocación.

Así, cuando el robot indica qué acción planea realizar, el sistema usa estas señales para determinar si la persona está de acuerdo con esa decisión.

No obstante, los investigadores aún están trabajando para que el sistema pueda reconocer errores secundarios en tiempo real. Una vez que logren detectar este tipo de errores, el sistema tendrá una precisión superior al 90%.

Además, las señales que identifican los errores tienen diversa intensidad en función de la importancia del fallo, lo que permitirá en un futuro evolucionar el sistema para realizar funciones más complejas.

 

Categorias:

Agregar comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para prevenir envíos de spam automatizado.
Rellene el espacio.

Noticias Relacionadas

  • Un niño con discapacidad física ríe utilizando un portátil

    La tecnología permite continuar los campamentos inclusivos ASEM La pandemia de la Covid-19 ha provocado que por segundo año consecutivo las Colonias ASEM, campamentos dirigidos a menores con discapacidad derivada de enfermedades neuromusculares, se tengan que celebrar de forma virtual a través de la tecnología.

  • Imagen comercial del nuevo Vodafone TV 4K Pro

    Vodafone integra la tecnología de Alexa haciendo más accesible su servicio de TV Vodafone ha renovado la tecnología de su servicio de televisión con el lanzamiento de Vodafone TV 4K Pro, un nuevo dispositivo que, junto a funcionalidades avanzadas, integra los asistentes por voz Alexa y Átika lo que facilitará su uso a muchas personas con discapacidad y a personas para las que sea complicado manejar el mando a distancia.

  • Una mujer con el tercer pulgar colocado en su mano

    La adaptación de nuestro cerebro al uso de prótesis abre grandes opciones a la tecnología La capacidad de adaptación de nuestro cerebro es un elemento clave para el desarrollo de mucha tecnología ligada a las prótesis que mejoren la calidad de vida y mejoren la autonomía de las personas con discapacidad.

  • Imagen de un horno y máquina de café de Miele

    Miele conecta sus electrodomésticos para facilitar su uso y ahorrar energía La nueva gama de electrodoméstico Generación 7000 de Miele incorpora la tecnología Miele@Home para conectar los dispositivos a la red wifi y facilitar su uso a través de móviles y tabletas, o de asistentes por voz, lo que facilitará su acceso y uso a muchas personas con discapacidad y personas mayores.

  • Fotografía del paciente utilizando las gafas para detectar si hay un vaso negro encima de la mesa o no

    Tecnología y ciencia para recuperar parte de la visión Una de las principales causas de discapacidad visual es la retinosis pigmentaria, una enfermedad neurodegenerativa que destruye las células sensibles de la luz provocando la ceguera. Una situación que podría empezar a ser parcialmente reversible con un tratamiento que utiliza una terapia optogenética y la tecnología, y que ha permitido a un hombre ciego recuperar parte de la visión.

Con la colaboración de:

Con la ayuda de:

Entidad de referencia: